22 septiembre, 2007

Fiestas de Casalarreina 2007




Felices Fiestas de Casalarreina a todos.

3 comentarios:

Pedro J. Diaz dijo...

Ayer, dando un paseo por Casalarreina, me comentaron que mi nombre aparecía en los blogs de Félix Caperos y David Isasi, en referencia a varios asuntos, la puesta en marcha de equipos de niños en el Colegio de Casalarreina (dentro del proyecto de fútbol base que el Club de Fútbol quiere realizar) y también de mi propio trabajo, queriéndome meter en líos de tráfico de influencias en esto último, y cierto partidismo en lo relacionado con el Club de Fútbol.

No tenía gana ninguna de contestar a esas acusaciones, entre otras cosas porque no me preocupan lo más mínimo. Alguien me enseñó una vez que en esta vida hay que tener la espalda ancha, y aguantar todo lo que te echen, es la única forma de ser más fuerte que nadie. Quizás fue mi padre, que precisamente ahora no está para muchos esfuerzos, pero sigue aguantando su enfermedad con la misma valentía y entereza con la que ha aguantado todas las dificultades que le ha dado la vida. Lo que pasa es que quedarse callado tampoco es bueno, por aquello de que “El que calla, otorga”. También creo que hay cierta desinformación, y no me importa que hablen de mí lo que quieran, lo que sí quiero es que quien hable de mí al menos lo haga sabiendo lo que está diciendo. Así que he querido contestar, mejor dicho informar, y lo he querido hacer en ambos blogs, aunque en el de David me pide registrarme para publicar una contestación, y yo lo de los registros no lo llevo muy bien. Lo siento, en cualquier caso creo que tanto los que me atacan como el que me defiende circulan por ambos blogs, así que podrán leerme aunque sólo lo escriba aquí.

El Club de Fútbol de Casalarreina firmó, como bien dice un tal “Pinolero” en este blog, un convenio de colaboración con el Ayuntamiento en el mes de Junio, concretamente el día 14, justo antes de dejar David de ser alcalde. Un convenio que se consensuó entre ambas partes durante el primer semestre de 2007, y que vino a restaurar el anterior, firmado en 2004, cuando yo todavía no era presidente del Club. En ese convenio, efectivamente, entre otros muchos puntos, hay varios referentes al mantenimiento del campo de fútbol (y vestuarios) y otro que tiene que ver con la creación de equipos de fútbol base.

En concreto, referente al mantenimiento del campo dice:

1 - El Excmo. Ayuntamiento de Casalarreina, como propietario que es del Campo de Fútbol de El Soto, cede el uso del mismo al Club de Fútbol de Casalarreina, para los usos que le son propios como asociación deportiva, a salvo de las cesiones que están comprometidas con la Federación Española de Fútbol. En el caso de existir nuevas demandas deportivas en el Municipio de Casalarreina, que requieran el uso de las citadas instalaciones, el Ayuntamiento establecerá los horarios de uso y disfrute de las mismas por las diversas entidades.
2 - El Club de Fútbol Casalarreina se compromete a mantener y conservar en buen uso todas las instalaciones objeto de cesión. Así mismo, el Casalarreina C.F. velará por los vestuarios del frontón, y el resto de instalaciones del mismo que sean utilizadas por el Club, se usen correctamente, siendo responsable de su conservación y mantenimiento.
3 – El Club de Fútbol Casalarreina será el responsable del mantenimiento del terreno de juego, acopándose de los riegos, abonados y siegas, así como las inversiones que de forma anual sean necesarias para mantener en buen uso el campo de fútbol municipal. Será también responsabilidad del Casalarreina C.F. la adecuación del terreno de juego para la disputa de cada uno de los partidos, incluido el pintado del mismo.
4 – Por estos conceptos de mantenimiento y conservación, el Ayuntamiento de Casalarreina aportará al Casalarreina C.F. la cantidad de 4000 euros anuales tras la revisión del terreno de juego, que se realizará en el mes de Julio, y que deberá encontrarse en perfecto estado de uso. En caso contrario, el Ayuntamiento podrá exigir el acondicionamiento y las inversiones necesarias al Casalarreina C.F., hasta que su estado sea el conveniente, deberá estar concluido antes del 1 de Septiembre del año en curso, poder proceder al pago. El incumplimiento de estas obligaciones supondrá la resolución automática del presente convenio.
5 – El pago de la cantidad correspondiente a la conservación y mantenimiento, se realizará, una vez certificado por los servicios municipales el buen estado del terreno de juego, y siempre antes del 30 de Septiembre del año en curso. En el caso de que el Ayuntamiento tenga que ejecutar a su costa obras de adecuación, conservación o mantenimiento que correspondan al Club de Fútbol, el coste de las mismas será descontado de la cifra incluida en el apartado anterior. Si el valor de las mismas supera la cifra precitada, el convenio se considerará resuelto inmediatamente.

En cuanto a la formación de equipos de fútbol base, dice lo siguiente:

6 – El Club de Fútbol de Casalarreina gestionará, a lo largo de todo el año, un programa propio de actividades deportivas, tanto de competición como de formación, procurando que, en un plazo razonable, y siempre antes de Septiembre de 2008, se pueda gestionar la constitución bajo su amparo de equipos de categorías inferiores.

De todas formas, además de que es mi obligación, no tengo ningún inconveniente en mostrar el convenio íntegro a cualquier socio del club que me lo solicite. Me imagino que en el Ayuntamiento tampoco pondrán pegas a que cualquier vecino de Casalarreina pueda ver con sus propios ojos ese convenio y sus cláusulas.

Vayamos por partes. Desde el primer momento que se hizo el nuevo campo de fútbol, el Club quiso hacerse con el mantenimiento. Entendimos que la brigada municipal no podía atender todas las zonas verdes de Casalarreina todas las semanas, y el campo de fútbol requiere cuidados semanales, incluso dos veces por semana. Antes, segaba el campo “Nanín”, pero había semanas que no podía, por mil motivos, y teníamos que jugar el domingo con la hierba casi hasta las rodillas. No se abonaba, no se rodillaba, no se hacía nada contra los topos… Era preferible buscar un mantenimiento exclusivo del campo, aunque sabíamos que sería costoso.

El mantenimiento del campo tiene unos costes altos (bastante más elevados que esos 4000 euros anuales, que suponen 333,33 euros mensuales) porque requiere un mimo y un cuidado especial. El propio David había pedido un presupuesto de mantenimiento a la empresa que hizo el campo, Cengotita S.L., de Bilbao, y pasaron 9000 euros anuales. Claro que, es una empresa que está a 100 kilómetros, pero estoy seguro, porque conozco los precios del sector, que cualquier empresa de esta zona cobraría más de 333,33 euros mensuales por el mantenimiento del campo de fútbol. En cualquier caso, David y yo quedamos en que esos 9000 euros eran una barbaridad para un pueblo como Casalarreina, y que había que buscar una solución más asequible para el Ayuntamiento. Esa solución pasaba por encontrar una empresa que nos hiciese el trabajo por la mitad de lo que había pasado Cengotita de presupuesto. Pero, ¿dónde estaba esa empresa?. A quien llamábamos diciendo: “Mira, tienes que hacer dos cortes semanales, un rodillado semanal, abonado cada 45 días (abono incluido, claro), escarificados cada dos meses y quitar todas las hojas que caen de los chopos y los sauces, además de mantener limpio los espacios del público y los accesos a los vestuarios y mantener a los topos y plagas a raya (con productos incluidos, claro), todo por 4000 euros al año”. Se hubiesen reído de nosotros.

Así que la solución la puse yo, a través de mi empresa (que pertenece a otras dos personas, por cierto). Esos 333,33 euros mensuales llegan poco más que para el combustible que gastan las máquinas, los productos topicidas, insecticidas y fungicidas que requiere el césped, y los 200 kilos de abono que se tiran al campo cada mes y medio. Normalmente, mi empresa pasa en el campo de fútbol entre diez y quince horas de trabajo a la semana. Más luego todas las horas que paso yo allí recogiendo, revisando riegos, limpiando accesos y zonas de espectadores, etc, etc, etc. Ahora me echen cuentas, por favor. Más de cincuenta horas de trabajo al mes, además de fitosanitarios, abonos y combustibles. Igual lo de Cengotita no era tan exagerado. De todo esto que estoy hablando, sólo hay una persona en Casalarreina que sabe lo que digo. Es Ciriaco Villaescusa, un tío que trabajó desinteresadamente en el campo de fútbol muchas horas en los primeros años de existencia de nuestro Club, y que conoce el percal.

El caso es que no me quejo, porque lo hago porque quiero, y porque me gusta. Y sobre todo porque llevo 18 de mis 31 años trabajando por el fútbol en Casalarreina (no sólo desde que está el PSOE en el Ayuntamiento, porque con otras corporaciones también he tenido buena relación a cuenta del fútbol) y quiero seguir haciéndolo. Esta también es forma de hacerlo. Por el fútbol y por mi pueblo. Aclaro también, para quien le interesen los números y las cuentas de los demás, que el club aún no ha cobrado la subvención del Ayuntamiento por el mantenimiento del campo, por lo que mi empresa todavía no ha recibido ni un céntimo por los cuatro meses y medio que lleva haciendo el trabajo.

En cuanto a que soy yo quien cuida los setos de la plaza… pues no. Es verdad que este verano he hecho varios trabajos para el Ayuntamiento. Echamos a primeros de verano una mano de insecticida y fungicida a todas las acacias del pueblo (por eso igual me han visto por la plaza) y a principios del mes de septiembre le dimos otra. Antes esto lo hacía la brigada municipal, desconozco el motivo de por qué ya no lo hacen. También, en el mes de Junio (todavía no estaba el actual Ayuntamiento) estuvimos revisando todos los riegos automáticos de todos los jardines públicos, trabajo que hacía antes Jardinova, pero ante la tardanza en hacer las revisiones por parte de esa empresa (en Junio ya se supone que se tiene que estar regando el césped desde hace más de mes y medio), José Ignacio me llamó para ver si nosotros podíamos echarle una mano. Mi hermano no me ha llamado ni para un trabajo ni para dos. Lo único que ha hecho mi hermano ha sido poner su tractor, su carro de echar insecticida y su gasoil para darle los tratamientos a las acacias. Por cierto, que no lo ha cobrado. Yo tampoco he cobrado ninguno de los trabajos ni materiales desde Junio, aunque eso es culpa mía, lo reconozco, por no haber pasado todavía la factura. Ese es todo el interés que tengo yo en “rascar” del Ayuntamiento (y todo el beneficio que busco, por cierto), que tengo una factura pendiente de más de dos mi euros y aún no la he pasado.

Por último, y relativo al fútbol base, decir que me parece, cuando menos desacertado, decir que lo vamos a hacer por partidismo. Para hacer un poquito de memoria, informaré, a quien no me conozca bien, que empecé a entrenar equipos de niños en Casalarreina en el año 1990. Durante dos o tres años tuvimos un equipo de chavales nacidos en 1980, 81, 82, 83 y 84 que jugaban fútbol sala en los Juegos Deportivos de La Rioja. Estaba David López, Rodrigo Gamboa, Ricardo Ortiz, David Sáiz, Hugo Gómez y un montón de ellos más que me dejo. Posteriormente, en 1994, junto a Antonio Ceular, formé un equipo de categoría infantil, con los mismos chavales, en categoría federada. No teníamos campo, y entrenábamos en la campa de las monjas. Jugábamos en el campo de El Ferial, en Haro, gracias a una gestión que nos hizo Ventura (sí, Gómez) con Patricio Capellán. En 1995, justo antes de dejar de ser alcalde, Ventura atendió nuestras peticiones, y se hizo el actual campo de fútbol, donde el equipo de infantiles acabó la temporada 1994-1995 y jugó la 1995-96. Si se me permite, siempre estaré orgulloso de que gracias a la guerra que yo le di, entre otros, a Ventura, se hizo de nuevo un campo de fútbol para Casalarreina. Ese año, 1996, el número de niños dejó de ser suficiente para seguir con el equipo infantil, y los pocos que quedaron los llevamos al Riojalteño, a Haro, para que pudiesen seguir jugando. Yo seguí entrenándoles allí, y posteriormente me lié con la creación del actual Casalarreina CF en 1997.

Desde esa fecha, y aunque lo principal era el equipo Aficionado, siempre nos rondó la idea de que el Casalarreina tuviese equipos de categoría inferior. Por unos motivos u otros, la iniciativa, que se llegó a tratar en reuniones de la Junta varias veces en los primeros años de vida del Club, quedó aparcada hasta hace un par de años. No me encaja lo del partidismo cuando durante cuatro años yo estuve en el Ayuntamiento (2 como teniente de alcalde) y no hicimos fútbol base. Mejor ocasión no pude tener para bañarme en el partidismo, pero si no se hizo fue porque no era el momento, sencillamente.

En 2005, el Casalarreina renovó su Junta Directiva. Desde ese momento, y estando yo al frente de la misma, tuve dos objetivos principales a nivel de club: mejorar en instalaciones y crecer como club, con la creación de equipos base o firmando convenios con otros clubes de categorías inferiores. En el tema de instalaciones, hemos mejorado notablemente siendo David Isasi alcalde de Casalarreina, y espero que siendo Félix Caperos sigamos mejorando.

En la última Asamblea General del Club, el pasado 15 de Julio, expusimos a los cuatro socios asistentes (cuatro, contados con los dedos de una mano, por eso me escama tanto que nadie se interese por el Club ni siquiera en las Asambleas, y después se critique todo por sistema) un proyecto de fútbol base que desde el propio Club creamos la pasada temporada, y que desde primeros de este año 2007 está registrado en el Ayuntamiento de Casalarreina, cuando David era alcalde. Cuando yo bajé ese proyecto al Ayuntamiento, allá por Febrero, no sabía ni me imaginaba que David iba a dejar de ser alcalde de Casalarreina, y que el nuevo sería Félix. Por tanto, el proyecto de fútbol base del Casalarreina se le presentó a David, como alcalde, nada de partidismos. A primeros de este mismo año 2007, una representación del APA del Colegio habló con David Fernández (Chicho, para entendernos), directivo del Club, y le propuso la idea de hacer equipos de niños en Casalarreina. Por entonces estábamos en plena elaboración del proyecto de fútbol base, y David les remitió a esperar a final de temporada, para cuando tuviésemos bien claro cómo desarrollar ese proyecto. Cierto es que durante el verano hemos tenido paralizado todo por muchas causas (vacaciones en unos casos, exceso de trabajo en el mío, etc.), pero llegado el mes de Septiembre, hemos retomado todos nuestros asuntos y hemos decidido poner en marcha el proyecto de fútbol base, en Haro, en colaboración con el Club Polideportivo Jarrero, y en Casalarreina por nuestra cuenta. Al final, queremos que todo sea uno, pero en el colegio de Casalarreina vamos a ponernos a trabajar para que los niños de nuestro pueblo tengan donde hacer deporte sin necesidad de desplazarse a otros sitios. Al ser enfocado al CRA de Casalarreina, queremos también que niños de otras poblaciones que vienen a nuestro colegio tengan la misma oportunidad de jugar al fútbol. Nuestra idea es crear un club de fútbol base a nivel comarcal, no quedarnos anclados en Casalarreina porque al final nos pasará lo de hace doce años, que tendremos que abandonar por falta de efectivos.

Queremos hacer crecer el club, y queremos que se convierta en un referente deportivo dentro de nuestra comarca, sin favoritismos ni partidismos. ¿Por qué ahora? Porque es el momento. Casualidad que esté Félix Caperos, un buen amigo mío, como alcalde de Casalarreina. Sólo casualidad. Si en un futuro vuelve David, o hay otro de otro partido político, estad seguros que el Club no va a hacer desaparecer los equipos de niños, al revés, intentará mantener siempre las buenas relaciones con el Ayuntamiento, esté quien esté, y seguiremos intentando crecer. En Haro está Patricio Capellán como alcalde, y como concejal de deportes Jesús Rioja, del PP, y me entiendo con él a las mil maravillas.

Hemos hecho varias cosillas extras de lo que veníamos haciendo hasta ahora. En Agosto tuvimos un Torneo Triangular con el Berceo y la Real Sociedad Juveniles que resultó un éxito, y que le dio a Casalarreina un nombre dentro del deporte riojano, al menos por un día. En Junio, un histórico como el C.D. Logroñés (el equipo de todos hace quince o veinte años) vino a “reinaugurar” nuestro campo. Son cosillas que queremos ir instaurando poco a poco como tradición, y hay más ideas sobre la mesa que queremos ir poniendo en práctica. Y lo del fútbol base es simplemente un paso más en nuestra vida, algo por lo que llevo luchando desde hace dieciocho años, no un hecho aislado por simple partidismo. Afortunadamente, quienes llevamos casi veinte años trabajando por un ideal (en mi caso el fútbol en Casalarreina), tenemos la mente mucho más despejada de lo que parece, y no nos dejamos llevar por transitorias situaciones que hoy unos ven de color blanco, y mañana de color negro. O viceversa, para que nadie se sienta aludido. Yo por suerte no lo veo blanco ni negro, hoy ni mañana. Lo veo como es, estamos obligados a entendernos todos, por el bien de nuestro pueblo. Unas veces me tocará ceder a mí, y otras me tocará que me cedan. Hoy toca hacer fútbol base con ayuntamiento socialista, y dentro de cuatro años quizás toque con ayuntamiento popular. A los dos intentaré sacarles el máximo, eso el lo único que tengo claro.

Un saludo a todos, espero haber informado bien, aunque me temo que me he extendido más de la cuenta.

tulipan dijo...

Es deseo de esta familia paseis unos felices días, en compañia de todos los vuestros.
Os deseo buen tiempo,a disfrutar todo lo que podais que son cuatro días los que vivimos.
A los peperos que se tranquilicen (hay que ver que mal lo llevan).
A David, en ez de dar tantas clases, mejor ponte a trabajar como todos, pues creo que no has sabido aprovechar tus oportunidades. A nivel regional has pasado de sargento a soldado raso y a nivel municipal estas haciendo lo que ninguna persona responsable haria (poner palos en las ruedas del progreso en Casalareina).

Tulipan

Viriato dijo...

Es una pena lo que encisca el David, y lo que le gustan los portales (a lo zorro). A por ellos , alenta a sus huestes, objetivo crispar.
Serenate, tomate una tila y espabila que pierdes todas tus oportunidades.
Adios majo y felices fiestas, ah y n0o cuentes tantas mentiras que no se las cree nadie.

Viriato.