26 mayo, 2010

Reparación del Estado español a Miguel Caperos Aragón

He recibido una de las mejores noticias que podía recibir. Como en aquellos "telegramas azules" de Lorca, esta vez la buena noticia venía de parte del Ministro de Justicia del Gobierno de España, Francisco Caamaño, y lo que es más importante: de la Democracia española (así, con esa solemnidad). Ciertamente, no me ha cambiado la vida ni un ápice, pero me ha hecho muy feliz y creo que entederéis el porqué.

Hace unos meses, y gracias a la ley de la Memoria Histórica, inicie los trámites para pedir una Declaración de Reparación y de Reconocimiento Personal de mi abuelo, Miguel Caperos Aragón, fusilado el 24 de noviembre de 1936 en La Barranca de Lardero, por el único hecho de haber sido concejal del PSOE en Casalarreina en tiempos de la II República, donde, paradojas de vida, ahora su nieto, que esto escribe, es Alcalde del mismo pueblo (guiños de la Historia).

Que el Estado español, y en su nombre el Ministro de Justicia, hayan sido capaces de hacer feliz al único hijo que queda vivo de Miguel Caperos: mi tio José Caperos, de 78 años, (por cierto, "niño de la guerra" evacuado de Bilbao en 1937 a Francia junto su hermano de tres años, mi difunto padre, Emiliano Caperos) ha supuesto una enorme alegría para todos nosotros. Pero no sólo hará feliz a mi tio, o a los nietos de Miguel Caperos, como quien esto escribe, hará felices a mucha gente de bien. Es difícil explicarse, pero sé que es fácil comprenderlo. Es de justicia.

Dice así:

"El Ministro de Justicia del Gobierno de España

        Habiendo quedado acreditado que D. Miguel Caperos Aragón padeció persecución y violencia por razones políticas e ideológicas, fue injustamente detenido e ingresado el 16 de noviembre de 1936 en la prisión provincial de Logroño a disposición del Gobernador Civil, siendo entregado a las fuerzas de asalto para su ejecución, ocurrida en Lardero el día 24 de noviembre de 1936, y 


        Visto que D. Miguel Caperos Aragón, tiene derecho a obtener la reparación moral que contempla la Ley, mediante la cual la Democracia española honra a quienes injustamente padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura,


        EXPIDE en su favor la presente DECLARACIÓN DE REPARACIÓN Y RECONOCIMIENTO PERSONAL, en virtud de lo dispuesto en el párrafo 1 del artículo 4 de la citada Ley.


En Madrid, a veintinueve de marzo de 2010. Francisco Caamaño Domínguez"

8 comentarios:

Jorge Rábanos Martínez dijo...

Me alegro Félix.
Enhorabuena a ti, y a tu abuelo. Aunque más vale tarde que nunca, digamos que al final, el tiempo ha puesto a cada uno en su sitio.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Enhorabuena hombre. Da gustito que la verdad se haga oficial de vez en cuando.

Marian dijo...

Enhorabuena Felix.

Me alegro de todo corazón , y aunque sé que esto nunca devolvera su perdida y quitara la tristeza de esos hijos( tu padre y tio) al menos es un reconocimiento mas, a una de las barbaries mas tragicas de la historia de España.
Un beso

Anónimo dijo...

Mi mas grata enhorabuena por el reconocimiento moral de tu abuelo y lo que es mas triste es que sucedieran aquellos acontecimientos que tanta muerte y desolación trajeron a este pais.
Pero ¡ojo! hay que seguir teniendo cuidado con esos pseuso sindicatos que quieren llevar al JUEZ GARZON al banquillo.
Adelante y que se reconozca, aunque sea historicamente, a aquellas personas que fueron injustamente asesinadas.

Luis Sajazarra

Floren Dimas dijo...

Pura basura gubernamental, que ofende la memoria de las víctimas. A mí me avergonzaría pedir un documento que acredita que mi abuelo Ginés, un maestro republicano, fue fusilado legalmente. Lo del reconocimiento "moral" y de ilegitimidad de la sentencia que lo condenó, es una argucia sin validez jurídica alguna. Yo le que yo y otros muchos exigimos es la ANULACION JURÍDICA del franquismo, de sus tribunales represores y de sus sentencias.

Saludos.

Floren Dimas

Félix Caperos dijo...

Floren Dimas:

Cada uno puede sentir vergüenza de lo que quiera. Pero te aseguro que de pedir (y obtener) del Estado español una reparación no es para sentir vergüenza; al contrario, lo que sentimos es orgullo de ser familiares (nieto) de personas que fueron asesinadas injustamente, y por ello reclamamos que el Estado repare "oficialmente" su memoria, pues personalemnte y familiarmente no hay nada que reparar, pues siempre les tuvimos como lo que fueron: victimas de un asesinato injusto.

Calificar de "basura gubernamental" o de "vergüenza" la acción de solicitar la Reparación a quienes hemos pedido el documento me parece poco respetable y dice poco de quien hace esas acusaciones. Poca tolerancia. Por cierto, no era eso lo que defendían nuestros familiares.

Creo que respetar la opinión de los demás pasa por no afear con esos calificativos tan gruesos, que solo desprestigian a quien los realiza. Así lo creo.

Que la medida sea simbólica, no quiere decir que no nos reconforte de alguna manera; que la medida (y la Ley) sea insuficiente, no quiere decir que tenga aspectos posivos, como es el caso. Que se deba seguir peleando por la anulación de esas "sentencias" injustas (donde las hubo) no quita para que la reparación y el reconocimiento que el Estado español está realizando nos haga felices a muchas personas, por más que a ti no. Y es que el que a ti no te lo haga, de manera personal, no te da derecho a juzgar a los demás, es solamente cosa tuya, pero en ningún caso ofende la memoria de mi abuelo y a la nuestra.

Por último, lamentar que no te agrade que algunos nos reconforte que el Estado y la Democracia reconozcan oficialmente lo injusto de aquella muerte (muerte y asesinatos) se reparen al menos, sobre el papel (oficial), pero al menos no nos juzgues, que bastante tuvimos, como tú también, según nos cuentas.

Saludos

Félix Caperos

Floren Dimas dijo...

Estimado Félix:

Cuando el estado español, o más propiamente, el gobierno español, ha tenido voluntad política de hacer Justicia (con mayúscula), no se ha detenido en pamplinas de "reparaciones morales". Ha promovido iniciativas parlamentarias que han llevado a las páginas del BOE, la declaración jurídica de la condición de víctima, como es el caso de las víctimas del terrorismo. Y ya te contarás qué tienen que ver los efectos (ninguno) de tu certificado “oficial”, con el “judicial” que les dan a los hijos de las víctimas del 11-M, GAL o ETA.

¿A quién le cabría en la cabeza, que los familiares de las víctimas de ETA, después de varias décadas de olvido, un gobierno "democrático" les diese luego un papelito, como el que te han dado a tí?.

"Lo grueso" no son mis palabras, si no la justificación impropia que haces de la cobardía de tu partido y del gobierno socialista, incapaz de obrar con la resolución que sí lo han hecho gobiernos como el de Argentina, Chile o Perú, anulando las leyes de punto final y de obediencia debida y procesando y condenando a los últimos responsables de aquellos regímenes dictariales.

Si quieres pasar un mal rato, recomiéndote de vergüenza (no sé si ajena), solo tienes que ver ENTERO este vídeo, y decirme -si te quedan fuerzas después- en qué estoy equivocado:

ENLACE: http://www.youtube.com/watch?v=XAnZQ1LA0ew

La ley de la Memoria Histórica (LMH), que ampara esta certificación sin valor jurídico alguno, que a ti tanta ilusión te hace, significa justo lo contrario que la acción de enviar al infierno las leyes de impunidad, por parte de las democracias de estos países, ya que la LMH se subordina –ratificándola- a la vergonzosa ley de impunidad del franquismo de 1977, insostenible moral y jurídicamente desde la legislación penal internacional, en base a jurisprudencia del Tribunal de Nüremberg y del Tribunal Penal Internacional para los crímenes de la ex Yugoslavia y Rwanda, además de para la jurisdicción nacional ordinaria en países como Francia, Alemania o Italia, para perseguir a torturadores nazis y colaboracionistas. Tu Gobierno (que lamentablemente es el mío) camina en dirección contraria, poniendo barreras al ejercicio de unas mayores conquistas jurídicas de la historia, como es la Justicia Universal.

¿Porqué en lugar de criticar mi indignación, no le preguntas a tu partido porqué no ha anulado -como le han pedido TODAS las asociaciones memorialistas y de víctimas del franquismo- la ley de Amnistía de 1977, como se ha hecho con medidas homólogas en países australes, y porqué no declara jurídicamente iulegal al, régimen franquista, sus tribunales y sentencias represivas?.

Este es el verdadero "quid" de la cuestión, no si yo tengo o dejo de tener razón, o si te caen bien o mal mis palabras.

Floren Dimas

Félix Caperos dijo...

Estimado Floren Dimas:

No por no seguir con el debate, al contrario, pero para no incidir en lo ya expuesto, decirte que sigo pensando exactamenete lo mismo que lo que te escribí en mi anterior comentario. Sólo que ahora lamento más tus palabras (sé que poco te importará), especialmente por esa sensación de "juzgador" que te acompaña en tus comentarios a los demás por no pensar como tú. La única verdad (¿de qué me suena?).

Me parece que sigues sin entender nada, y tengo la sensación de te ciega tu animadversión al Gobierno (y especialmente al PSOE) que destilas en tus comentarios. Yo en cambio me siento orgulloso, que se le va hacer, por más que te dijera que no es la Ley que quisiera, ni están la acciones que harían falta, pero hemos avanzado. Tú eso lo rechazas y prefieres seguir como antes. Todo o nada.

Te lo digo, porque no se trata de "papelitos", tal como indicas de manera despectiva, al menos para mí; ya dije lo que significaba para nosotros. ¿Eres quien para juzgar los sentimientos de las familias? Yo no me atrevo. Estaré de acuerdo o no, pero no me permito tacharte de nada.

Y respecto a lo vergüenza (ajena o propia) creo que debes mirarte al ombligo antes de señalar, si puedes o quieres, pues al hablar de la vergüenza de los demás con el tono (y el fondo) de tus comentarios (todos sabemos faltar si nos ponemos) tus palabras quedan en evidencia.

En fin, te recomiendo la lectura de hoy del diario El País del artículo de Teodolfo Lagunero, nada sospechoso (o si?), sobre la amnistía de 1997.

Félix Caperos