27 abril, 2008

Lo que cuestan las cosas y "Aquí no pasó nada"

El sábado finalizó una etapa de la vuelta a La Rioja en Sto domingo de la Calzada, (7.000 habitantes). Junto a mi familia me acerqué a disfrutar del ciclismo y ver el final de etapa. Esto me recuerda que hace un año también hubo un final de la Vuelta a La Rioja en Casalarreina, y, sin embargo, este año no. ¿Por qué? ¿Acaso, como Alcalde, no deseo que los vecinos de mi pueblo disfruten del espectáculo del ciclismo?

Amigos y amigas, lo sabéis bien, la vida es elección y los recursos públicos no son ilimitados. Viene al caso este pequeño comentario, ya que conviene poner negro sobre blanco que la factura de aquella etapa supuso para un Ayuntamiento de poco más de 1.300 habitantes, la friolera cifra de más de 20.000 €. Este año también se propuso al nuevo equipo de gobierno realizar la etapa, pero decidimos que era mejor ahorrar ese dinero y gastarlo en otras cosas, por mucho que nos guste (y nos gusta) el ciclismo. Así, por poner un ejemplo, la Calle de la Cantera, ha supuesto 15.000 € al Ayuntamiento, y no es una obra que dure poco menos de una hora. Y es que con 24.000 € se pueden hacer muchas cosas (se siguen admitiendo propuestas, "bienintencionadas", se entiende). Por cierto la Vuelta a La Rioja la ha ganado Manuel Calvente.

Por otro lado el viernes acudí, junto al Pedro (Teniente Alcalde) a Sajazarra a la presentación del libro “Aquí no pasó nada”, junto a muchos amigos, entre los que destacaron los compañeros de Cuzcurrita, y también de Hormilla, y por supuesto el Alcalde de Sajazarra, Pedro María Zanza, que allí estaba también representando a sus vecinos. Pronto presenciaremos en Casalarreina la presentación de este maravilloso libro.

4 comentarios:

Socialistas de Cuzcurrita dijo...

Enhorabuena Félix, frente al despilfarro descarado al que nos tienen acostumbrados los SEÑORES del PP, gestión y explicada como Dios manda. Casalarreina sabe de sobra a quien le ha mandado gestionar y porque (sobran explicaciones). Es necesario que la gente lo sepa, lo escuche para luego comparar.

Referente al acto que tuvo lugar en Sajazarra, somos afortunados los que tuvimos la SUERTE de vivir la presentación. No hablaban personas Félix, HABLARON CORAZONES. Me fijaba en las miradas de la gente y existía la complicidad, la emoción, la satisfacción de lo que es un DEBER de lo que es JUSTICIA.
Vivir como Luis Carlos se dirigió a los sajeños y al resto de personas allí reunidas (por cierto el salón a tope), la emoción que en él había al abrir el acto es uno de los momentos más emotivos que servidor a vivido.
Ver a Félix Herrán, genio y figura como habló; con sus setenta y muchos años huérfano de padre, con un hermano también asesinado. Verlo con la ternura, el respeto con el que se dirigió a todos, con un agradecimiento tan humano y sincero, tan de JUSTICIA. Enfin...ver para creerlo.

Si a todo esto se une la personalidad de Jesús Vicente, creador e impulsor de esta OBRA COLOSAL, explicando ¿por qué?, ¿cómo?, ¿de qué manera?, nace este libro.
Solo decirte amigo Félix y resto de visitantes de este blog que lo vivido es el momento más gratifican-te de los últimos tiempos.

Gracias a todos y cada uno de los que han hecho posible que este proyecto se haya realizado.

J.L.G.

Anónimo dijo...

que bueno eres Alcalde. Todas y todos sabemos porqué llegó esa etapa a nuestro pueblo... lo que no sabemos es quién pagó la ronda.
No te preocupes majete, que le das mil vueltas a Isasi y su banda. Y si inviertes nuestros impuestos en el pueblo mucho mejor que tirarlo en cohetes que duran un día.
Un beso.

Anónimo dijo...

Me parece muy bien lo que has hecho. En estos momentos para un pueblo como Casalarreina es una verguenza que por salir en Televisión y demás medios se paguen esos dineros.
Gracias Alcalde por saber marcar prioridades y no dejarte llevar del ego que otros pretendían.

Elvira y familia Alvarado.
PDT Te visitaremos este puente.
Saludos.

Manu dijo...

Enhorabuena Félix, eso son diferentes formas de gobernar...a unos les da por "ahorrar" y ser "eficientes" con los recursos públicos y a otros por "derrochar".