04 junio, 2008

El Pánico en desigualdad

¿Que os parece la desigualdad del toro en la plaza? ¿Y el pánico del Álvarez del Manzano?

3 comentarios:

Elvira dijo...

Hasta Logroño llego el olor. Ja ja ja .

Elvira

Félix Caperos dijo...

Elvira, cuanto me alegro de leerte, espero que tu familia esté bien. Este verano nos veremos, como cada año.

Un saludo y que te vaya bien, gracias por tu comentario.

Félix

Defendiendo a Ignacio dijo...

Respondiendo a David, que en su blog pregunta ¿Alguien acepta el envite?

Pues, si, te acepto el envite. Si según dices, el Equipo Totalitario Municipal como es costumbre no te ha dicho nada, y arquitectos hay decenas, por no decir cientos en la Rioja, ¿como es que sabes tanto, que hasta sabes el nombre del adjudicatario del concurso de ideas?. Ese arquitecto que citas, será todo lo “urbanita” que quieras, pero ganó el concurso de ideas sobre otros cuatro proyectos, y con los votos de un ingeniero de caminos, un representante del colegio de arquitectos, un representante de patrimonio, y el arquitecto municipal. Ahí es nada. Cuatro técnicos que por lo que se ve le gustan las ideas “urbanitas”, pese a que no ofrecen las alternativas que tu sugieres. Miedo me da pensar como serían el resto de ideas de los otros cuatro proyectos, que seguro que tu aceptarías con mas gusto, con tal de que no “regrese” aquel a quién desde la sombra bien que te cuidaste de echar, con recogida de firmas incluida. Craso error.

En cuanto al anterior Plan General que no se aprobó nunca y hubo que pagar religiosamente, di la verdad. No se aprobó porque la seriedad “técnica” del arquitecto chocaba con tus imposiciones en ese campo, y como no se doblegó a tus deseos, preferiste indemnizarle, para hacer tu otro a tu medida y por arquitectos de tu cuerda, y que sin embargo, teniéndolo todo a favor, no te atreviste a aprobar en cuatro años porque sospechabas que te restaba votos, y el pueblo, que no es tonto, te los quitó de todas formas.
Y claro, si rescindes unilateralmente el contrato, hay que indemnizar, aunque aquel hubiera sido un buen Plan General, pues como el tiempo ha demostrado, por el concurso de ideas, su redactor es un buen arquitecto. Al menos para cuatro técnicos.
Pero es muy típico en ti gastar tiempo y dinero, sobre todo cuando se dispara con pólvora ajena.

Un saludo.